Sálvame Virgen de la Candelaria

Sálvame Virgen de la Candelaria

Por: Martha Zuñiga

Febrero es el mes de la Virgen de la Candelaria, patrona de la ciudad y en conmemoración a ella, queremos mostrarles una de las obras de nuestro Maestro Enrique Grau, que hace parte del tríptico que se encuentra en la Sala Grau del MAMC.

La pintura narra el episodio que se convirtió en anécdota familiar de los Grau Araújo y que marcó un hito en la historia de la aviación de Colombia.

Cuenta la anécdota, según la versión del Maestro Grau, que una tarde julio de 1920, su tío Miguel Araújo, salió a volar sobre  la ciudad en un monoplano, con tan mala suerte, que pasando sobre la Iglesia de San pedro Claver, el avión se incendia. El tío solo pudo maniobrar el avión para tratar de aterrizar en Bocagarande,  que en esa época era un inmenso playón poblado de mangles, uvitas de playa, palmeras y arbustos de Icaco y en su desesperación, se lanza al vacío. Mientras cae grita “Sálvame Virgen de la Candelaria”, quien lo escucha y le hace el milagro, porque cae vivo en un nido de arbustos de Icaco. Desde ese entonces, la Virgen de la Candelaria, patrona de Cartagena de Indias, de quien Enrique Grau aclara que es morena y liberal, es también la protectora de la familia Grau.

En la versión popular del accidente y de acuerdo con los registros históricos, el 20 de julio de 1920, llegó a la ciudad, procedente de Barranquilla, un monoplano piloteado por un capitán italiano de apellido Fratoni y como pasajero venía el Sr. Arturo Gerlein, propietario de la aeronave. El avión era utilizado para transportar el correo. El padre de Enrique Grau Araújo, quien era Alcalde de la ciudad, fue invitado a volar esa tarde para que tuviese una visión de la ciudad desde el aire, pero no pudo aceptar, porque debía inaugurar el campo de béisbol de La Matuna, donde se jugaría un histórico partido entre los equipos de Cartagena y Barranquilla. En su reemplazo, el Alcalde envía a su cuñado Don Miguel Araújo, cargado con una cámara para que hiciera unas fotografías del sobrevuelo. El avión levanta vuelo pero se estrella en Bocagrande. El Dr Araújo fue el único sobreviviente, pero quedó muy mal herido y con múltiples fracturas. Como en la ciudad no había la tecnología para curarlo, lo enviaron a panamá, donde los médicos del hospital del Canal Panamá, lo salvaron y le colocaron muchas piezas de metal. Dice su sobrino, el Almirante Rafael Grau, “Quedó apenas con una ligera cojera”. Su recuperación se la encomendaron a la Virgen de la Candelaria y como se salvó, la familia de volvió devota. Como dato importante, éste fue el segundo accidente de aviación en Colombia y se encuentra registrado así:

Fecha: 20-07-1920.

Ubicación: Cartagena de Indias

Aeronave: Farman, modelo F40

Nombre: Santa Marta

Personas a bordo: Cap. Fratoni(Muerto)

Pasj: Don Miguel Araújo (Herido)

Sr. Arturo gerlein (Muerto)

Causa del hecho: Se desconoce.

Los invitamos a visitar la obra en las salas del Museo de Arte Moderno de Cartagena. Y descubre las historias detrás de las pinturas.

“Viva Tulipán Primera” “Sálvame Virgen de la Candelaria” “La muerte del Pinturero”
Tríptico “Homenaje a Cartagena”. Enrique Grau.

Deja un comentario

Menú de cierre